Usos, beneficios y aplicación de la Pintura Anticorrosiva

La corrosión es un problema que afecta la vida de cualquier elemento fabricado en acero o hierro. Aunque las pinturas están diseñadas para proteger superficies metálicas, no todas las pinturas a base de aceite son anticorrosivas, en su mayoría son decorativas y no protegen a la superficie de metal contra la corrosión climática o la exposición a productos industriales y gases.

Sin embargo, los recubrimientos resistentes a la corrosión, también conocidos como pintura anticorrosiva, protegen los componentes metálicos contra la degradación de la humedad, la niebla salina, la oxidación o la exposición a una variedad de químicos ambientales o industriales. A continuación, te explicaremos todos sus usos, beneficios y aplicaciones.

Te explicamos los elementos de seguridad que debe usar un pintor

¿Qué es la pintura anticorrosiva?

El objetivo principal de la pintura anticorrosiva es impedir y obstruir la corrosión de las superficies al reducir el acceso directo del aire y el agua hacia el metal. Este recubrimiento anticorrosivo permite una mayor protección de las superficies metálicas y además actúa como una barrera para inhibir el contacto entre compuestos químicos o materiales corrosivos. Estas pinturas se encuentran disponibles en una amplia variedad y se aplican principalmente en productos de hierro o acero.

Propiedades

Las pinturas anticorrosivas tienen las siguientes propiedades:

  • Secado rápido.
  • Endurecimiento.
  • Buena resistencia a la abrasión.
  • Buena prevención de la oxidación.
  • Resistencia al agua.
  • Resistencia al impacto.

Todas estas características convierten a la pintura anticorrosiva en una protección económica y duradera.

Usos

Las pinturas anticorrosivas se utilizan en los siguientes casos:

  • Se aplican para proteger superficies metálicas.
  • Proteger superficies de metal ferroso, hierro fundido o acero.
  • Se utilizan para para preservar el trabajo de acero estructural contra vapores y condiciones climáticas adversas.
  • Protege los componentes metálicos contra la degradación debido a la humedad, niebla salina, oxidación y exposición a diversas condiciones climáticas.
  • En los hogares se utilizan para pintar cercas de acero, barandas, escaleras, marcos de puertas, balcones, rejas, ventanas, puertas compuestas, entre otros.

Recomendaciones antes de aplicar:

Es importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones antes de aplicar la pintura anticorrosiva:

  • Las pinturas se mezclan bien antes de usar. Se pueden aplicar con brocha, rodillo o pulverizador.
  • Antes de aplicar la pintura anticorrosiva es necesario aflojar la corrosión, esto puede hacerse a mano con un cepillo metálico o con la ayuda de un taladro de mano.
  • Las pinturas anticorrosivas no están listas para usar, por lo que deben agregarse solventes antes de la aplicación. Si no agrega diluyente en la pintura, hay posibilidades de que aparezcan varios defectos en las paredes.

Correcta aplicación:

Principalmente es indispensable leer las instrucciones del fabricante, no hay nadie que conozca mejor que ellos las condiciones óptimas para el correcto uso y desempeño de los productos. Sin embargo, en forma general antes de aplicar pintura es necesario:

  1. La superficie donde se aplicará la pintura anticorrosiva debe estar libre de impurezas como grasa, humedad, polvo, resto de pintura, entre otras. Es aconsejable utilizar un limpiador desengrasante o limpiadores líquidos a base de pino, naranja u otros cítricos.
  2. Es importante tener en cuenta las condiciones climáticas de temperatura y humedad al momento de pintar, será importante revisar las recomendaciones del fabricante.
  3. Se aconseja usar brocha o rodillo para aplicar la pintura. En caso de que desees que la pintura sea más pareja se aconseja usar aerosol
  4. Una vez que se pinte la superficie será necesario esperar los tiempos de secado correcto y no manipularla antes de aplicar una segunda mano. Es recomendable aplicar dos capas de pintura para elementos que se encuentran en exteriores

Primer para plásticos aprende a utilizarlo.

Hay que tener en cuenta que, cuando el ambiente puede causar niveles de corrosión fuerte, lo mejor es usar un primer cromato de zinc. Este producto es un fondo anticorrosivo con resina alquídica modificada, por su parte el cromato de zinc funciona como un inhibidor de corrosión, lo que proporciona una alta resistencia a la corrosión.

Evidentemente, por más resistente que el acero sea, el mismo se oxida con el paso del tiempo, esto ocurre porque el hierro comienza a convertirse en óxido de hierro cuando se expone al oxígeno. Sin embargo, como hemos visto para restaurar el acero oxidado es importante limpiar bien, preparar la superficie y luego aplicar la pintura anticorrosiva.

2020-01-29T12:19:02+00:00 enero 22nd, 2020|
pinturas super