Conoce qué es rubbing y para qué sirve

 

Así como la piel necesita algunos cosméticos para mantenerse fresca y radiante, del mismo modo existen productos que ayudan a mimetizar los pequeños rayones e imperfecciones de la pintura. Así es el caso del rubbing, una cera utilizada para pulir, desmanchar y eliminar cualquier tipo de grumo, empates y rayas en aquellas superficies recubiertas con acabados de color.

En este orden de ideas, el rubbing también es utilizado para remover impurezas, polvo o cualquier suciedad que puedan quedar adheridas a la superficie al momento de aplicarse la pintura, del mismo modo también puede utilizarse para recuperar la tonalidad o el brillo de la pintura vieja o dañada. Así que si deseas devolverles a tus superficies de metal y plásticos duros el brillo que han perdido por la exposición a los agentes naturales y contaminantes del ambiente, no te pierdas este artículo donde te explicaremos qué es el rubbing y para qué sirve.

 

Te explicamos qué es la pintura epóxica y para qué sirve.

 

¿Para qué sirve el rubbing?

 

El rubbing es un producto elaborado con pigmentos abrasivos, agentes emulsificantes y solventes especiales que permiten eliminar los rayones y restos de pintura erosionada, todo sin dejar marcas. Sus propiedades abrasivas permiten pulir, desmanchar y abrillantar las superficies ya sean repintadas o que cuenten con su pintura original.

 

Cabe resaltar que este producto puede ser utilizado en automóviles, motos, embarcaciones o plásticos, así como en superficies de bronce, cobre, entre otros.

 

¿Cómo preparar la superficie?

Principalmente la superficie debe estar completamente limpia, libre de grasa, polvo o cualquier otro elemento. Esto evitará que se produzcan ralladuras en la capa de pintura mientras se aplica el producto.

 

Es importante tener en cuenta que, si la pintura recientemente se ha añadido a la superficie, es necesario permitirle un tiempo de secado del producto antes de aplicar el rubbing.

 

El rubbing es un producto elaborado con pigmentos abrasivos

 

¿Cómo aplicar el rubbing?

 

Aplicación a mano:

 

  • Se recomienda aplicar una gota de rubbing de aproximadamente 3 centímetros sobre la superficie. Esta cantidad es necesaria para trabajar en un rango de 60 centímetros por 60 centímetros de diámetro. Es aconsejable trabajar un panel a la vez.
  • Posteriormente se deberá utilizar una toalla o trapo suave fabricado en algodón para esparcir el rubbing en la superficie.
  • Luego aplicar el producto de forma circular y firme.
  • Posteriormente se deberá remover el exceso de producto utilizando una toalla suave.
  • Si el paño llega a ensuciarse se deberá reemplazar por uno nuevo.

 

Aplicación a máquina:

 

  • En este caso se deberá aplicar pequeñas porciones del producto sobre la superficie que se va a trabajar.
  • Luego pulir la superficie con la ayuda de una pulidora eléctrica.
  • Se aconseja pulir con una presión mediana a ligera y reducirla cuando el producto comience a secarse.

 

Recomendaciones

 

  • Se aconseja aplicar el producto en la sombra puesto que el sol puede dañar el acabado de la pintura y hacer que el mismo se vea viejo y pierda su belleza.
  • Para un mejor acabado es aconsejable aplicar cera protectora luego de aplicarse el rubbing.

 

No te pierdas estos consejos para pintar las paredes de tu casa y que se vea como un profesional.

 

Como hemos visto, el rubbing permite pulir, desmanchar y restaurar la pintura en las superficies que se encuentran en mal estado. Su fórmula es ideal para otorgarle un fino acabado y brillo perfecto a todas aquellas superficies pintadas, siendo un aliado para recuperar la superficie de nuestro automóvil o de cualquier otra superficie metálica, aunque como hemos visto también puede utilizarse en plástico y bronce. Además de todos los beneficios que otorga dicho producto, también es importante recordar la facilidad con la que se puede utilizar.

 

2019-11-13T20:30:50+00:00 noviembre 8th, 2019|
pinturas super