¿Hongos en tus paredes? Aquí te contamos cómo se originan y cómo evitarlos

Los hongos en las paredes son el principal enemigo del hogar. No solo afean el aspecto de las superficies, sino que traen consigo un molesto olor a humedad que puede aflorar en los ambientes mal ventilados y encerrados. Además de su molesta apariencia, el moho puede causar problemas de salud; inhalar o tocar sus esporas puede ocasionar reacciones alérgicas o crisis de asma, además de irritar los ojos, la piel, nariz o garganta.

De esta manera los hongos afectan nuestra vivienda, lugar donde pasamos la mayor parte de nuestro día y donde deberían existir las condiciones idóneas para realizar todas nuestras actividades diarias. En este orden de ideas, es necesario identificar la presencia de hongos en nuestro hogar, aprender cómo evitarlos y sobre todas las cosas, cómo eliminarlos. Si quieres saber más, no te pierdas este artículo que podrá servirte como una guía.

 

Te explicamos qué es la laca nitrocelulosa para automóviles.

 

¿Cómo se originan los hongos?

Contrario a lo que la mayoría de los individuos creen, la aparición de los hongos está relacionada con la humedad a causa de la condensación, afectando con mayor énfasis a los hogares ubicados en zonas frías y con poca ventilación. Los hongos se producen a causa del vapor de agua que se genera en las viviendas al cocinar, bañarnos, usar los calefactores, entre otras cosas; por lo que, si este vapor pasa al aire hasta el punto de saturarse, procederá a condensarse sobre las superficies, lo que sin duda favorece la aparición de hongos.

Sin embargo, en ocasiones el hongo también puede ocurrir por alguna filtración o tubería dañada. Por lo anterior, es importante reconocer qué está produciendo la aparición de hongos para lograr así prevenirlos satisfactoriamente.

Ahora bien, una vez que el moho encuentra terreno fértil comienza a formar colonias, esto normalmente ocurre en rincones fríos, mal ventilados y oscuros donde se alimentan de la humedad y los compuestos orgánicos de las pinturas. Una vez que las colonias aparecen, las superficies comienzan a lucir oscuras con manchas negras, además estas pueden pegarse a la ropa, zapatos, bolsos y hasta animales.

 

Precauciones al eliminar los hongos

Antes de proceder a limpiar y eliminar los hongos es importante evitar cepillar la superficie en seco, puesto que puede originar que se esparzan los hongos por el aire hacia otras paredes o superficies, promoviendo la creación de nuevas colonias. Por ello, para eliminar los hongos es necesario primero limpiar la superficie y prepararla para evitar su aparición nuevamente. Veamos:

 

Cómo se originan los hongos

 

Preparar la zona para limpiar

Sacar los hongos de las paredes es sumamente sencillo, no es necesario utilizar grandes recetas ni productos complejos. Principalmente es necesario prestar atención a cualquier olor desagradable o extraño dentro de la casa, una vez que lo localicemos podremos observar un color negro o verdoso en la superficie. Al localizar la zona afectada será necesario limpiarla, pero antes se deberá preparar. Para eso se deberán retirar todos los muebles y elementos cercanos al lugar afectado puesto que los hongos pueden pegarse a casi que cualquier superficie.

 

Limpiar la zona

Existen numerosos productos que se pueden utilizar para ello, siendo el más recomendable la lejía al ser el más efectivo. Se deberá mezclar el producto con tres partes de agua en un recipiente. Posteriormente se debe empapar una esponja o mojar un cepillo con esta mezcla, y luego frotarla sobre la zona afectada. Será necesario repetir el procedimiento las veces que sean necesarias hasta que las manchas del hongo vayan desapareciendo.

Es aconsejable dejar actuar el producto durante varios minutos sobre las zonas más afectadas para que salga el moho. Así mismo es importante proteger las manos con guantes y evitar que el producto caiga en la ropa u ojos.

 

Pintura antihumedad

Luego de limpiar todas las manchas es indispensable aplicar una capa de pintura para paredes antihumedad en la zona, con el fin de evitar la reaparición del hongo cuando la humedad se vuelva a condensar en el hogar.

 

Consejos para evitar la humedad

Aunque se hayan solucionado los problemas de humedad en la pared, es necesario tener en cuenta estas recomendaciones para evitar su aparición en un futuro, para ello se aconseja:

• Ventilar bien las áreas húmedas como el baño, la cocina o la zona de lavado.
• Colocar carbón vegetal en lugares que absorben la humedad como lo son los armarios.
• Utilizar deshumidificadores en lugares altamente húmedos.

 

Primer para plásticos, aprende a utilizarlo.

 

Teniendo en cuenta todas estas recomendaciones, podremos prevenir la aparición de los hongos en nuestro hogar, preparar y limpiar las zonas que ya se encuentren afectadas y sobre todo, una vez tratadas, evitar su aparición.

2019-12-19T12:39:05+00:00 diciembre 5th, 2019|
pinturas super